×

















Carmen y Maripi son dos hermanas que llevan una vida entera dedicada a la flor y a decorar con ellas eventos de todo tipo, cuando nos llamaron para fotografiar su negocio nos dimos cuenta que además de ser dos buenas profesionales son dos personas dispuestas a escuchar al cliente para adaptarse a sus gustos.

Un placer trabajar para vosotras.



















Cuando Servan entró a nuestro estudio y nos propuso éste trabajo, simplemente nos encantó, no nos pidió una sesión fotográfica como se hace habitualmente, nos pidió que con nuestras fotografías le regaláramos a su mujer el momento único que estaba viviendo su hijo además de mostrar algo que se veía de lejos, el amor de ésta familia.